El uso de las rosas rojas en San Valentín

Comparte

¿De dónde viene el origen de las rosas rojas en San Valentín?

Para ello es necesario remontarse al origen del día de San Valentín.

En el siglo III a.C, el emperador romano Claudio II prohibió que los jóvenes se casaran, ya que el consideraba que los hombres jóvenes solteros eran mejores soldados ya que no tenían ningún vínculo amoroso ni responsabilidades familiares.

Valentín, que era un sacerdote de la iglesia católica, se oponía a dichos preceptos, y celebraba el matrimonio entre los jóvenes de manera secreta, hasta que el emperador se enteró de lo que sucedía y lo mandó a encarcelar, condenándole a muerte en el año 270.

Durante la estadía de Valentín en la cárcel, el carcelero le pidió que realizara un milagro. El milagro consistía en curar la ceguera de la hija del carcelero, y al parecer, la curación fue exitosa.

Tras la muerte del hoy santo, la hija del carcelero plantó un almendro de flores como símbolo de su agradecimiento, amor y amistad. Con el pasar del tiempo, las flores fueron cambiando a rosas color rojo.

Durante el siglo XVIII, el rey Carlos II de Suecia introdujo la idea de que las flores simbolizaban emociones y mensajes no verbales y el color rojo lo atribuyó a la pasión.

Desde ese tiempo, las rosas rojas representan la máxima expresión del romanticismo entre un hombre y una mujer.

La tradición de San Valentín en otras partes del mundo

La fiesta de San Valentín no es celebrada de la misma forma o tradición alrededor del mundo.

En República Dominicana es costumbre que las personas vistan de rojo, haciendo alusión a la pasión, como es la tradición para esa fecha. Además, se realizan intercambio entre amigos, compañeros de trabajo y en los colegios; cenas románticas entre otros.

Nunca faltan los arreglos florales y con la modernidad de los tiempos, las bandejas y regalos personalizados para esa persona especial.

En países como Gran Bretaña, la tradición consiste en llamar “My Valentine” a la pareja durante el 14 de febrero debido a que, según cuenta la historia, el sacerdote Valentín escribió una carta para la joven que había curado a través de un milagro.

Sin embargo, en la nación del sol naciente, Japón, la tradición es que las chicas regalen chocolates a sus amigos, familiares, vecinos y a su pareja. Un mes más tarde, el 14 de marzo, se celebra el día blanco, relacionado con San Valentín, donde los chicos regalan chocolates blancos solo a las chicas que le gustan.


Comparte

Tweets