CONSEJOS PARA TENER BUENAS RELACIONES LABORALES

Comparte

Mantener una buena relación laboral con tus colegas, jefes y subalternos puede incentivar la productividad en el trabajo y el desarrollo de cada individuo. A Continuación algunos consejos para lograr un buen ambiente laboral.

  1. Conoce a tus compañeros

Dedica un poco de tiempo a conocer a las personas que trabajan contigo, a lo mejor podrían identificar intereses en común que pudieron llevarlos a temas de conversación distinto a los de trabajo.

  1. Escucha a tus compañeros

Cuando demuestras tú disposición de escuchar y valorar la opinión ajena, más temprano que tarde te ganaras el respeto de los que te rodean. 

  1. Se amable

En ocasiones el ritmo de trabajo nos impide hasta sonreír, esto podría crearnos una imagen equivocada de nosotros, no tienes que ser el payaso de la oficina, simplemente no dejes de decir buenos días y hasta mañana a cada quien por su nombre.

  1. Evitar ser parte de un chisme

Participar en conversaciones de chisme es la manera más rápida de ganarte la desconfianza de todos, el prójimo entiende que de la misma forma que hablas de otro podrías hablar de ellos. Evita estas conversaciones.

  1. Agradece, reconoce el buen trabajo

En tu trabajo, podrás encontrar algunas personas dispuestas a ayudarte cuando lo necesites, una vez te den la ayuda no olvides agradecerlo, a todos nos gusta sentirnos apreciados, elogiar el buen trabajo de tus compañeros también crea un ambiente positivo de trabajo.

  1. Se pro activo, ayuda

Cuando consideres que alguien podría necesitar tu ayuda, no dudes en ofrecerle si te es posible, tu compañero se sentirá agradecido, procura ofrecer y hacer la ayuda a discreción. 

  1. Integrate a actividades extracurriculares

Si en tu trabajo, se acostumbra a alguna actividad o evento, considera participar, esto fortalece enormemente los lazos interpersonales con tus compañeros cercanos y otros no tan cercanos.

  1. Acepta una retroalimentación

Una cualidad de líder, es aceptar toda clase de crítica e interpretarlo de manera constructiva, un subalterno está muy expuesto malinterpretar una retroalimentación por un ataque o un “boche”, ten en cuenta el tono que le das a tu discurso.

 

 

 

 


Comparte

Tweets