Amigos y socios: cómo preservar el negocio y la amistad

Comparte

Emprender un proyecto con un amigo puede ser divertido, pero para mantener a salvo la amistad y el proyecto se deben poner claras algunas cosas.

  1. Define las actividades que son recurrentes y distribuye las tareas

Estandarizar el trabajo es un método para asegurar la calidad del mismo, no confíes únicamente en el día a día. Es propenso que entre amigos se tomen decisiones y se distribuyan las tareas según la necesidad, sin tener un patrón fijo, lamentablemente esto no es sostenible.

  1. No confíes en la confianza

Frecuentemente los acuerdos se establecen de manera informal, contando con la confianza que previamente existe, esto tiende a generar diferencias si el negocio prospera, a raíz de que las cosas regularmente suceden diferente a como inicialmente se planifico. Formalicen todo de manera legal, por la salud de la amistad.

  1. Establece criterios de decisión

Probablemente en algún punto del proyecto deberán acordar un método y un motivo para endeudarse, vender, expandir, cerrar, re modelar. ¿Qué pasa si no están de acuerdo? Definan previamente un método, preferiblemente un mentor con más experiencia que sirva como mediador.

  1. Revisa el plan de negocios con regularidad

Pueden tener visión de negocios similares, pero cada quien tienen situaciones personales que le me permiten invertir una cuota de tiempo y dinero al proyecto, establece reuniones periódicas para tratar estos temas de planificación que se ajusten a todos.

  1. Deja espacios libres de trabajo

Solo trabajar puede deteriorar y desaparecer la amistad, mantenla viva compartiendo momentos que no se relacionen con trabajo.

 


Comparte

Tweets