Emprender desde Cero

Comparte

De nada vale tener todo el dinero a tu disposición, lo que realmente vale es la idea y la gestión eficiente de todos los recursos que tengas a mano

Una de las excusas más frecuentes, al momento de justificar por qué no hemos empezado a trabajar en nuestro proyecto es, “no tengo capital suficiente para iniciar”. Para mí, esta es solo una simple excusa. No es mentira que necesitamos una base para materializar nuestras ideas, pero no todo se reduce a dinero. Los emprendedores contamos con recursos que tendemos a ignorar por nuestra mentalidad cortoplacista y materialista.

Uno de los paradigmas que como entrepreneurs necesitamos cambiar, es el de que para emprender debo tener mucho dinero, lo cual, es totalmente falso.

Algunos ejemplos corroboran que no necesitas ser rico para iniciar tu proyecto. Existen diferentes casos de éxito conocidos mundialmente, como por ejemplo, el de Steve Jobs, Jeff Bezos, Jack Dorsey, Carlos Slim o Bill Gates, quienes empezaron desde garajes y pequeñas tiendas. Casos locales más recientes, como los jóvenes de Rumbox y tumall.do, quienes iniciaron sus proyectos sin tener el famoso capital suficiente.

Cuando hablo sobre recursos, me refiero a algo más que dinero; me refiero al talento, al conocimiento, a la pasión, a las redes de contacto, al equipo, a la idea, a tener el valor de dar el primer paso, a saber dónde buscar, a tocar puertas, a colaborar, así como a otros elementos que harían esta lista casi infinita. ¿Ya te estás dando cuenta? El dinero es tan solo uno de los muchos recursos que necesitamos, y aun así, este sigue siendo, sin razón, nuestra prioridad.

“Empecé repartiendo las bebidas en el vehículo de mi socio y el almacén era en casa de mi madre. Hoy en día tenemos local, 3 empleados y ventas que siguen creciendo.” Rodrigo y Fernando, de Rumbox.

“Cuando pensé mi idea, no tenía ni un centavo para invertir en el desarrollo de la misma, mi talento y visión para vender me permitieron influenciar a otros para acompañarme en este emprendimiento y aportar los recursos que me hacían falta”, Hector Manzueta, de Tumall.do.

Rodrigo y Fernando vieron una oportunidad en el mercado y se lanzaron con lo que tenían a mano. Héctor no tenía ni el conocimiento técnico ni el dinero para desarrollar su plataforma y gestionó recursos eficientemente para lograrlo. ¿Qué habría pasado si hubiesen pensado solamente en la falta de liquidez? Ni Rumbox ni Tumall.do existirían en la actualidad y otros emprendedores con más visión y coraje lo estarían haciendo.

“Los inversionistas prefieren proyectos que necesiten dinero para crecer, no para existir”-Andrés Barreto

Yo estoy consciente de que muchas ideas se pueden iniciar sin invertir nada o muy poco, lo único que necesité para empezar mi proyecto “Emprender RD”, fue una cuenta en twitter y una foto buscada en google para utilizarla como avatar.

Hoy en día mi proyecto cuenta con el apoyo de más de 10,000 personas, fieles lectores y un equipo de colaboradores interesados en aportar valor, y lo más importante, continuamos en constante crecimiento.

Lo interesante de esto, es que si inicias desde cero, el capital requerido para potenciar tu idea, aparece con menos dificultad que cuando deseas empezar como una gran empresa y sin dinero para ello, porque ya tienes una base construida y un historial que servirá como evidencia de la calidad y potencial de tu proyecto. Con esto, más inversionistas estarán interesados en escucharte, más personas querrán formar parte y obtendrás préstamos con más facilidad. ¡Atrévete a empezar pequeño y hacer crecer tu proyecto con visión y empeño!

Financiamiento externo

También están los proyectos que necesitan financiamiento externo para empezar. Si el tuyo lo amerita, ¿sabes dónde buscarlo? Hay dos fuentes de financiamiento que como emprendedor debes conocer, que son los inversionistas ángeles y el Crowd-funding, ambas disponibles en República Dominicana.

Por ejemplo, Enlaces.org.do, es la primera red de inversionistas ángeles en República Dominicana. Esta es una organización (o persona) que puede ser con o sin fines de lucro, en la cual, se agrupan personas con el interés común de conocer oportunidades de negocios de alto potencial en etapa temprana, con el propósito de apoyarlas con sus inversiones y aportar al desarrollo del negocio, aportando además su experiencia, network y sirviendo de mentores. Esta opción es muy interesante para el emprendedor que ha desarrollado una investigación solida sobre su proyecto; además de conseguir el financiamiento solicitado, este tiene la oportunidad de recibir, de los mismos inversionistas y coaching, conocimientos prácticos sobre la gestión general del proyecto.

Mientras que Crowdfunding es el proceso de solicitar al público general, donaciones como capital semilla para nuevos negocios.” Visitando QuicksharesRD.com o Jompeame.com, podemos conocer y hacer uso de esta fuente de financiamiento que está abriendo puertas a miles de emprendedores en todo el mundo.

Y recuerda que de nada vale tener todo el dinero a tu disposición, insisto, lo importante es la idea y la gestión eficiente de todos los recursos que tenemos a mano y el coraje para intentarlo. “El emprendedor brillante siempre logra finalmente el capital o el gran proyecto; el emprendedor mediocre, por más que tenga un padre rico y generoso, no es exitoso”-Andy Freire.

 por CÉSAR PICHARDO BEJARÁN  |


Comparte

Publicar un Comentario

Tweets